1. Poner a hervir agua, añadir sal y pasar la pasta del congelador al agua cuando este hirviendo.

2. Dejar hervir hasta que floten, máximo 5 minutos.

3. Escurrir y organizar en el recipiente donde se va a servir.

4. Adicionar la salsa (napolitana, bolognesa, mantequilla y romero, etc.), previamente calentada.

5. Añadir queso parmesano y pimienta al gusto.

6. Disfrutar.

MANTENER CONGELADA LA PASTA FRESCA